Prensa

Prensa

Prensa

Clausura proyecto Life Agriclose

30 de noviembre de 2022 en Vic (Osona)

El proyecto Life Agriclose finaliza con nuevas estrategias que ayudarán a mejorar la gestión de los productos que provienen del tratamiento de las deyecciones ganaderas

Las soluciones promovidas durante cuatro años de investigación se adaptan a cada realidad local y potencian el concepto de fertilización de proximidad

Después de cuatro años de duración, el proyecto Life Agriclose ha llegado a su fin, dejando detrás suyo 16 estrategias y herramientas desarrolladas que tienen el objetivo de aprovechar las deyecciones ganaderas en los entornos más cercanos a las granjas. Con su puesta en funcionamiento, estas estrategias tendrán un impacto potencial sobre la gestión de los productos que provienen del tratamiento de las deyecciones ganaderas, cada vez más presentes en las áreas ganaderas de Europa. En particular, en las áreas del proyecto como Lombardía, el nitrógeno que se trata ha aumentado un 3% en los últimos años, en Piamonte los tratamientos instalados han aumentado un 20%, y en Cataluña, se están tratando más de 20 millones kg de nitrógeno, que representan un 20% del total de deyecciones ganaderas.

Las soluciones promovidas por el proyecto se adaptan a cada realidad local y potencian el concepto de fertilización de proximidad, valorando los productos que provienen de los tratamientos, no sólo como una solución al crecimiento del sector ganadero, sino también como un buen abono para la agricultura. Volviendo a conectar la actividad ganadera con la agrícola de su alrededor.

El proyecto ha sido coordinado por el Departamento de Acció Climàtica, Alimentació i Agenda Rural y ha tenido como socios a dos entidades de investigación como son la Agencia Estatal Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA ), así como una de las principales universidades públicas de Italia, la Universita Degli Studi Di Torino (UNITO), y el organismo técnico de la región de Lombardía encargado de actividades y proyectos dirigidos al desarrollo de la agricultura, la silvicultura y las zonas rurales, el Ente Regionale por i Servizi all’Agricoltura i alle Foreste (ERSAF). Entre todos, se ha formado un equipo multidisciplinar que ha involucrado a 41 personas.

De la mano del sector

El proyecto ha trabajado conjuntamente con el sector. Concretamente, han participado más de 25 organizaciones, entre explotaciones agrarias, cooperativas y empresas, y se ha contado con la participación de 69 explotaciones ganaderas en el análisis de cerca de 250 muestras para la caracterización de las fracciones líquidas y sólidas de los purines, los productos que provienen de la separación sólido-líquido, el tratamiento más implantado junto con el compostaje en Cataluña.

Durante estos 4 años, se ha trabajado en 40 hectáreas y se han gestionado más de 900 toneladas anuales de productos que proceden del tratamiento de las deyecciones ganaderas para desarrollar nuevas tecnologías y estrategias para promover su uso.

El proyecto ha contado con un presupuesto total de 2,2 M€, de los que 1,3 han sido financiados por fondos europeos.

Uso de las deyecciones ganaderas en la fertilización de cerca de 100.000 ha de fruta dulce

Entre las estrategias estudiadas, está el uso de los productos que provienen del tratamiento de los purines en la fertilización de campos de fruta dulce, que podría tener un impacto potencial sobre las cerca de 100.000 ha que existen en las áreas del proyecto, la mayoría en entornos ganaderos, y también con posibilidad de ampliar su incidencia en otros cultivos arbóreos.

La introducción de estos productos en la fertilización de los frutales podría llegar a sustituir hasta el 100% de los abonos minerales que se utilizan, reduciendo su dependencia.

Los cultivos extensivos también se pueden beneficiar

Los productos que provienen del tratamiento de las deyecciones ganaderas pueden sustituir a los abonos habituales en los cultivos extensivos o ser la base del abono de aquellos más productivos y con unas exigencias de abono más altas, como es el caso del maíz, en los que se ha producido más de 20.000 kg grano por ha en el campo demostrativo implantado en el regadío del canal Algerri-Balaguer (Cataluña).

Las experiencias llevadas a cabo deben generar la confianza suficiente para que estos productos se conviertan en abonos habituales.

Más de 2.000 análisis de suelo para garantizar su calidad ambiental

Durante estos años de proyecto, se ha realizado el seguimiento de la calidad de los suelos, aguas y aire para garantizar que las estrategias que se promueven contribuyen a la buena calidad ambiental.

Así, se han realizado más de 2.000 análisis de suelo y 160 de soluciones líquidas del suelo para conocer el efecto de las estrategias sobre la calidad del suelo y posible efecto sobre las aguas.

Del mismo modo, se ha realizado el seguimiento de la calidad e inocuidad de los productos finales. Entre otras, la posible transferencia de resistencia a los antibióticos y la presencia de bacterias patógenas que puedan comprometer el consumo de alimentos que se producen. Se han realizado más de 250 análisis de material vegetal para seguir el estado nutritivo de los cultivos y la inocuidad de los productos finales.

Las estrategias contribuyen a la lucha contra el cambio climático, reduciendo las emisiones amoniacales y de gases de efecto invernadero.

Producción segura y de calidad

LIFE AGRICLOSE ha trabajado para conocer cuál es la situación actual y la contribución del sector agrario a la transferencia de resistencia a los antibióticos y la transferencia de patógenos. Los alimentos producidos son inocuos, garantizando la seguridad alimentaria, y no se ha observado la transferencia de patógenos, antibióticos ni ninguna resistencia de los productos aplicados hacia los productos finales.

Difusió del projecte

Se ha realizado una gran difusión del proyecto contribuyendo al establecimiento de las estrategias promovidas. Algunos datos: más de 18.000 visitas a la página web, 10 vídeos con más de 3.000 visualizaciones, más de 30 jornadas celebradas acumulando a más de 3.000 asistentes, asistencia a 10 congresos y más de 75 apariciones en la prensa.

AGRICLOSE se suma a la Semana Internacional del compost (ICAW)

Durante la semana del 2 al 8 de mayo se organizan diferentes acciones de sensibilización sobre este producto y el ciclo de la vida

La Semana Internacional del Compost (ICAW – International Compost Awareness Week) es una iniciativa educativa sobre el compost que se celebra en diferentes países cada año durante la primera semana de mayo. El objetivo es informar y promover el uso del compost, explicar de dónde proviene, cómo se puede utilizar y cuáles son sus beneficios.

El uso del compost tiene muchos beneficios ya que mejora la estructura y la capacidad de retención del agua y de nutrientes del suelo, evitando su erosión y degradación, incrementa su actividad biológica haciendo que sea un suelo más sano y facilita el crecimiento equilibrado de las plantas, además, supone un ahorro económico ya que se evita el uso de tantos fertilizantes minerales.

Durante esta semana del 2 al 8 de mayo se celebran a nivel mundial diferentes acciones de sensibilización y de información sobre el compost, que incluyen talleres y actividades relacionadas con el compostaje y sus beneficios, jornadas y seminarios, visitas a plantas de compostaje o áreas con compostadores comunitarios, actividades en centros educativos, entre otras.

Se puede hacer compost con restos vegetales, fangos de depuradora, restos de fracción orgánica, pero también con estiércoles o fracciones sólidas obtenidas del tratamiento de purines. En este sentido, el proyecto LIFE AGRICLOSE busca encontrar el mejor proceso de compostaje de la fracción sólida de purín porcino que el propio ganadero pueda hacerse en su granja. Este compost resultante se puede destinar a fertilizar muchos más cultivos con productos orgánicos como son los frutales, lo que facilita el manejo de las deyecciones ganaderas de las granjas ubicadas en zonas frutícolas.

Desde el LIFE AGRICLOSE se contribuye a la sensibilización y al uso de este producto como fertilizante orgánico y una muestra es el vídeo que hemos elaborado para el ICAW 2021.

¡Una vez más AGRICLOSE suma en la mejora ambiental y el aprovechamiento de recursos!!!!!!

Enllaç al vídeo

 

Ya es posible conocer el nitrógeno en la fracción líquida de purines utilizando el conductímetro

Gracias al proyecto LIFE AGRICLOSE se ha obtenido una nueva recta que relaciona la conductividad eléctrica con el contenido de nutrientes de la fracción líquida de purines porcinos, producto muy apreciado en parcelas con alto contenido de fósforo en el suelo

Este producto tiene una mayor relación nitrógeno / fósforo que no el purín fresco, lo que permite hacer una fertilización más ajustada a los requerimientos de los cultivos debido a que estos necesitan, en general menos fósforo que nitrógeno. De ahí que la utilización de este producto es especialmente interesante en suelos que presentan un elevado contenido de fósforo.

leer más >

AGRICLOSE colabora en la Setmana Internacional del compost

Estos días se celebra la Semana Internacional del Compost (ICAW – International Compuesto Awareness Week), una iniciativa que se lleva a cabo anualmente en diferentes países durante la primera semana de mayo a la que también se han sumado la Agencia de Residuos de Cataluña y la Agencia Catalana del Agua. Durante estos días las instituciones que se quieren implicar efectúan diferentes acciones de sensibilización y de información sobre el compost.

leer más >